summer

BLOG

Los secretos del delicioso sabor del Wagyu

Los tres elementos que hacen la carne deliciosa son su textura, su sabor y su aroma. En concreto, el Wagyu tiene un aroma único, dulce y rico, similar al de los duraznos y los cocos. Se trata de un aroma retronasal y un sabor que se permea al masticarla.

El aroma de la carne de Wagyu es más fuerte cuando la carne se calienta a 80 grados Celsius (176 grados Fahrenheit) después de dejarla secar.  Esta temperatura es la ideal para cocinar “el sukiyaki”, un plato típico elaborado con Wagyu.

Preparada

El aroma de la carne Wagyu se libera al masticarla, también cuando se come fría. Esta es la razón por la que el Wagyu es delicioso también como plato frío. El aroma del Wagyu junto con su textura suave y marmoleada hace que adquiera la calidad más alta de sabor.

Además, la grasa de Wagyu tiene un alto contenido de ácido oleico que aumenta su buen sabor. El ácido oleico también promueve la proliferación de bacterias intestinales beneficiosas que pueden ayudar a combatir enfermedades autoinmunes como el reumatismo.

En la actualidad, se está trabajando para incrementar aún más el contenido de ácido oleico que contribuya a una valoración más alta de esta carne.